El contagio de la vida real

Ahora da miedo ver la película Contagion

La situación actual alrededor del mundo no es un tema extraño para nadie, hasta las personas que viven bajo una roca están enteradas del COVID-19 (Coronavirus).

Muchos de nosotros solo hemos visto escenarios como estos en películas y qué mejor ejemplo que Contagion. Es impresionante el parecido entre nuestro día a día actual con esa película del 2011. ¿Los guionistas son videntes? No lo creo. ¿Te contaré las similitudes entre esta pandemia y el coronavirus? SUPER SÍ.

*Este post viene un poco largo pero en este caso, el tamaño si importa porque viene bien bueno lo que estas por leer.

Poster – Fuente: Warner Bros

Fake News

Gracias al fácil acceso a información, las noticias falsas son algo con lo que podemos lidiar seguido si nos exponemos bastante a plataformas digitales. ¿Cuántas cosas no se han escuchado del Coronavirus? Desde teorías conspirativas de control de la población hasta notas de voz en nuestros grupos familiares de personas que “saben” a fondo lo que está pasando.

En Contagion, Alan (Jude Law) es la representación de esto en la película. Afirma haber sido curado de la enfermedad con un medicamento común y corriente, a la vez generando temas de conversación que producen desconfianza a fuentes oficiales y pánico entre la sociedad.

Alan (Jude Law) – Fuente: Warner Bros

En tiempos de crisis somos más susceptibles a recibir este tipo de información (en este caso desinformacion) y esta película nos enseña que si queremos mantener la calma, (además de seguir las precauciones apropiadas) debemos informarnos solamente de fuentes oficiales y no confiar en todo lo que nos dicen.

Así que decile a tu tía Juana que se relaje con esos mensajes que le caen a Whatsapp y que se informe mejor de la situación.

El Contagio

Una de las cosas que mejor explica Contagion es la facilidad con la que se puede propagar a gran escala una enfermedad seria como en nuestro caso, el Coronavirus.

Si te ponés a ver esta película ahora mismo, se te pueden poner los pelos de punta. Te hace ser más consciente que con algo tan sencillo como agarrar la perilla de una puerta o exponer tu teléfono a manos ajenas, te podés contagiar rápidamente.

Beth (Gwyneth Paltrow) – Fuente: Warner Bros

En ambos casos (película & vida real), las personas se contagiaron por interacciones que consideramos normales como dar apretones de manos, hacer fila en supermercados e incluso por salir de fiesta como la paciente cero (Gwyneth Paltrow).

Beth (Gwyneth Paltrow) – Fuente: Warner Bros

Entonces, si conocés a alguien que no se tome tan en serio la situación, recomendale esta película para que vea la facilidad con la que se puede enfermar y empeorar las cosas.

El Pánico

En tiempos de crisis, el pánico ya viene incluido en el combo y es inevitable que vaya creciendo más y más como una bola de nieve.

La manera en la que Contagion se acerca más a la realidad es mostrando la desesperación de las personas por conseguir sus insumos necesarios (papel higiénico incluído) sea como sea. Saqueos en supermercados y farmacias, las calles repletas de basura e incendios, en resumen es un caos total.

Calles de San Francisco en Contagion – Fuente: Warner Bros

Por suerte, no se ha llegado a este nivel en el mundo pero, si la situación empeora, no sería raro que las cosas se pusieran más turbias de lo que ya están.

ESE tipo de gente

Siempre habrán personas que irán en contra de la corriente y en casos como el que vivimos, son aquellos con poca educación, los que no están informados apropiadamente de lo que pasa y los que no toman precauciones. Pasa igual en la película, IGUAL.

Tanto en Contagion como en la vida real, hay personas que ignoran tomar las precauciones adecuadas como taparse la boca al toser y estornudar o que piensan que las cuarentenas no cuentan con ellos.

Esos individuos son los mismos que riegan aun más el virus y da miedo el hecho que nunca se podrá hacer lo suficiente para contener a esas personas porque son demasiadas, sobre todo en países subdesarrollados.

Mitch (Matt Damon) – Fuente: Warner Bros

Estos tiempos están raros, si tomás las medidas adecuadas no tenés porque temer pero, siempre se vive con este tipo de paranoia al pensar que a pesar de ser cuidadoso(a) te pudiste haber contagiado desde antes.

También considero que influye mucho la manera en la que el gobierno maneja la situación. Si las personas que rigen el país no saben que ondas y de paso, no tienen un interés real por cuidar del pueblo, la situación se pone bien eléctrica, como que el temor se vuelve más constante.

En fin, lo único que queda es ser paciente y tomar absolutamente todas las medidas que podamos. No te expongas si no es necesario, cuidate vos y a los tuyos para que puedan seguir viendo el contenido que hacemos acá en Banana Chip.

Te deseo suerte y que te encontrés un gel antibacterial mágico que nunca se acabe y mate el 100% de las bacterias.

Acerca del autor: A Gabo le gusta coleccionar funko pops, los macarrones con queso y pasar tiempo con sus perros. Conocelo mejor en Instagram y Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: